+34 633 03 42 33 Horario: de 17 a 21hrs.

Menú

EnglishFrenchPortugueseSpanish
Catálogo

Mini Carrito

Aunque su sabor te conquista el paladar muchas veces y sea una de las sustancias más consumidas en todo el mundo, es de las más peligrosas para la salud.

 

¿Estás comiendo demasiado azúcar? Aunque la cantidad diaria recomendada supera los 25 gramos (seis cucharadas pequeñas), tu cuerpo podría ser significativamente más sensible (y la verdad es que muchos de nosotros ingerimos mucho más que el máximo que deberíamos tomar al día).

 

¿Pero cómo puedes saber si es más alto de lo que tendría que ser? Debido a que el cuerpo de cada persona es diferente, cada uno de nosotros no tiene las mismas reacciones a su consumo y tiene un “máximo” diferente. Autumn Bates, nutricionista clínica, deportiva y especialista en ‘detox’ ha compartido algunas señales reveladoras que puedes controlar para decidir si es el momento de dejar de tomar este alimento.

 

Cambios de humor

 

Si no te sientes bien contigo mismo, tu dieta podría ser la culpable. “Una alimentación rica en azúcar puede provocarte cambios de humor severos“, asegura Bates. Esto se debe al aumento y la disminución en los niveles de glucosa en la sangre.

 

Es fácil para tu cuerpo usar el azúcar como fuente de energía cuando está disponible que la grasa

 

Sucede porque se absorbe mucho más rápidamente en el cuerpo que la grasa o las proteínas, por lo que se produce un aumento de energía y una caída muy repentina. Esta puede hacer que te sientas malhumorado, enfadado, ansioso, molesto y realmente hambriento. “Limitar la ingesta de dulces podría equilibrar tu estado de ánimo y generar sentimientos más positivos”, añade.

 

Dolor de cabeza

 

¿Tienes migrañas o de vez en cuando te duele la cabeza sin motivo alguno? “Tener un pico repentino y luego que bajen los niveles de glucosa en sangre(lo que sucede con una dieta rica en azúcar) puede desencadenar en hipoglucemia”, afirma Bates. “Los síntomas comunes de esta enfermedad pueden incluir dolores de cabeza. Si los experimentas con frecuencia, puedes estar comiendo cantidades excesivas“.

 

Desequilibrios hormonales

 

Especialmente para las mujeres, una dieta azucarada podría estar relacionada con diferentes problemas hormonales, sobre todo para las que tienen síndrome de ovario poliquístico. “Para ellas se ha convertido en una epidemia cuando tienen entre 20 y 30 años”, afirma. “Los dos factores principales que se remontan a esta enfermedad son el estrés y el consumo excesivo de este alimento“, añade. Como dato curioso, el primero también puede causar todos los síntomas antes mencionados, por lo que tomar tanto azúcar es igual que si te comieras el estrés.

 

Cada uno de nosotros tendrá diferentes reacciones al consumo de azúcar.

 

“Este síndrome se ha relacionado con la resistencia a la insulina, que puede ser causado por el exceso de azúcar en la dieta”, explica la experta. Ten en cuenta que incluso si no es causado por ella puedes controlar los síntomas reduciendo su consumo. “Una de las formas en que he visto que mis clientes revertían este trastorno ha sido eliminándo las cantidades adicionales,reduciendo la ingesta de fruta y limitando los granos refinados, que finalmente se descomponen en azúcares simples en tu cuerpo”, continúa.

 

¿Tienes una piel grasienta y llena de granos? Ingerir altos niveles de azúcar se ha relacionado con esto. “Pueden aparecer en una variedad de formas, pero una de las más comunes es el acné”. Plan de acción: simplemente comienza a reducir su ingesta. Toma algunas fotos de antes y después para ver si la revisión de la dieta está marcando la diferencia.

 

No pierdes peso

 

Si haces ejercicio constantemente y comes bastante sano, pero no pierdes peso, es hora de volver a evaluar los niveles de azúcar de tu dieta. “Tener un flujo constante de azúcar administrado a tu cuerpo hace que sea imposible para él utilizar sus propias reservas de grasa”, dijo. ¿Quieres quemar grasa? Es hora de deshacerse de los dulces. “Es mucho más fácil para el organismo usar el azúcar como fuente de energía cuando está disponible, por lo que una dieta rica en ella hará que sea extremadamente difícil aprovechar la que está en forma de grasa”.

 

 

Este ejercicio no solo adelgaza, también quita el hambre

ejercicios adelgazar

 

El ejercicio interválico de alta intensidad (H.I.I.T) se ha convertido en la niña bonita de los gimnasios en los últimos años. Darlo todo hasta acariciar el nivel de extenuación no solo permite liberar adrenalina y aliviar las tensiones del día. Espabila los músculos en un tiempo breve y genera una importante quema de calorías.

El agotamiento al terminar una sesión puede ser tal que lo normal es no tener hambre. Ni en mitad de la clase ni inmediatamente después. Esto se debe a una inhibición en la producción de la ghrelina, la hormona responsable del apetito. De ahí que no falten visionarios que lo interpretan como la panacea para dar esquinazo al michelín.

“Es cierto que el hambre disminuye de manera aguda y no debe extrañarnos”, señala la doctora Irene Bretón, especialista en Endocrinología y Nutrición de la Unidad de Obesidad del Hospital Universitario HM Montepríncipe y presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). La razón de que esto ocurra está en que “el ejercicio de intensidad sitúa al cuerpo en condiciones similares a las de una situación de lucha o huida, en la que lo prioritario es dedicar los recursos metabólicos para ponerse a salvo. La búsqueda de alimentos [en esas circunstancias] queda en un segundo plano”.

Que pierda el apetito no quiere decir que vaya a delgazar

Hay estudios que señalan, incluso, que una sesión extenuante de H.I.I.T. puede llegar a anular la producción de ghrelina durante horas. Y, una vez más, los hay que hacen la cuenta de la vieja: menos hambre, menos comida, más adelgazar. Pero se equivocan, no crea que gracias a la falta de apetito va a conseguir perder más peso.

Lo primero que debe saber es que, según explica la experta, esta hormona no actúa igual en todas las personas: “No podemos condicionar el éxito de una dieta a la acción de la ghrelina; de hecho, la disminución del apetito también viene determinada por la secreción de otras hormonas digestivas, como GLP-1 y PYY, que se producen en la parte final del intestino delgado”.

Pasado el tiempo de gracia post H.I.I.T. en que hacemos oídos sordos a los cantos de sirenas que vienen de la despensa, tarde o temprano habrá que probar bocado, salvo que se quiera morir de inanición.

Después del ejercicio coma aunque no tenga hambre

Según los resultados del primer estudio encionado, realizado por varias facultadoees de Educación física, Biología celular y Medicina en Ontario (Canadá), tras realizar ejercicio durante 30 minutos podemos conseguir un efecto anorexígeno [que reduce el hambre] de hasta 90 minutos.

Así, indica el doctor José Antonio Rosado, médico adjunto Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Getafe, “tendremos controlada la ingesta durante dos de las 24 horas de las que consta el día“. Vamos, que panacea contra el hambre no es en absoluto. Para serlo, sería necesario, aclara el doctor Rosado, repetir el entrenamiento unas cuatro o cinco veces en al día.

Aunque no tengamos hambre, lo mejor que podemos hacer es comer después de entrenar para aprovechar la ventana metabólica: ese período que va de media hora a unas dos horas después de la actividad física en la que el cuerpo asimila mejor los nutrientes y acelera su recuperación.

Durante el ejercicio “el cuerpo se deshidrata y pierde micronutrientes”, aclara el experto. Por eso, conviene beber aguay “reponer esos micronutrientes en un primer momento”. Además, aconseja comer “una pequeña cantidad de hidratos de carbonopara que los niveles de lactato —un ácido que se produce cuando se queman las reservas energéticas de glucógeno en ausencia de oxígeno— disminuyan lo más rápidamente posible”, pues al aumentar los niveles de este ácido, los músculos rinden peor y nos fatigamos más.

Una pequeña ingesta al terminar la clase nos va a aportar un efecto saciante que hará que el hambre posterior sea más atenuada”. Una bebida recuperadora, un yogur sin azúcares o un plátano suelen ser los favoritos de los deportistas. Y, sí, deben tomarse incluso sin hambre.

Los resultados antimichelines del H.I.I.T dependen de su forma física

Esto nos lleva a la segunda paradoja del binomio alta intensidad y hambre. Seguro que le habrán hablado de que este tipo de ejercicio no solo consume energía durante la clase, sino que la quema de calorías continúa en las horas posteriores para acelerar la reparación muscular. De ahí que se venda la alta intensidad como el no va más contra los michelines y a corto plazo. Pues sí, pero a veces, no tanto como uno cree.

Dependerá de su forma física y de lo que haga el resto del día. Como aperitivo sepa que aunque haya echado los higadillos en clase. Tumbarse a la bartola al salir del gimnasio no es el mejor camino. Zampar sin control con la excusa de “ya lo he quemado en crossfit“, tampoco.

“El H.I.I.T. —en general— disminuye la grasa total; la grasa abdominal y la visceral y aumenta la sensibilidad a la insulina.

El cuerpo se vuelve más eficiente a la hora de metabolizar los azúcares (la glucosa) que. En caso de no quemarse, se transforman en grasa”,

  • Apunta la doctora Bretón pero matiza que

“para mantener un peso adecuado es necesario asociar el ejercicio a una dieta equilibrada y con un control de calorías”.

Bocata de panceta y ocho horas seguidas de trabajo sedentario culminadas con una sesión intensiva de sofá probablemente tengan el efecto contrario: ganará michelín, reducirá la masa corporal libre de tejido graso y reducirá su VO2max, el volumen máximo de oxígeno que nuestro cuerpo es capaz de metabolizar; cuanto más alto sea mayor es nuestro rendimiento.

Su peso también influye en los resultados

Las personas que solo tengan un kilo que otro de más serán los que vean los resultados. Aquellas con sobrepeso tardarán algo más de tiempo.  Aunque en cuestión de medio año sus resultados mejorarán. Y si siguen al pie del cañón practicando deporte intenso durante 80 semanas sus resultados serán en un 84% similares a los de los más delgados.

En resumen, deje en paz a su ghrelina, no se mate de hambre, haga ejercicio de manera continuada; Coma saludable y cambie el ascensor por las escaleras. De por vida. Notará los resultados.

Algunos de nuestros Productos para entrenar

Originally posted 2018-03-15 00:49:02.

Atragantamiento en niños:

Los atragantamientos en bebés y niños pequeños es una de las causas de muerte accidental más comunes en la infancia, la tercera, aunque es verdad que a mucha distancia, por detrás de los ahogamientos y los accidentes de tráfico.

Cortar los alimentos en trozos lo suficientemente pequeños, enseñar a los niños a masticar bien la comida, evitar que coman mientras corren, saltan o juegan y evitar que manipulen juguetes u objetos con piezas pequeñas o de los que se puedan desprender piezas pequeñas, es vital.

¿Cuáles son los alimentos más peligrosos?

Según un estudio elaborado en 2013 estudiando los casos no fatales de atragantamiento de 111.914 niños de hasta 14 años producidos en EE UU entre 2001 y 2009 publicado en Pediatrics, los caramelos duros son los más peligrosos, responsables del 15,5% de los accidentes  registrados en ese país. Y detrás de ellos van otras golosinas con otras consistencias (12,8%).

El siguiente más peligroso es la carne (la normal, no la del perrito caliente que suele llevarse la mala fama inmerecida de alimento infantil más peligroso). La carne están tras el 12,2% de los casos registrados (en España el jamón curado y otros embutidos como el lomo cuentan como carne potencialmente peligrosa) y después irían los huesos y las espinas con el 12%.

Caramelos, carne, huesos y espinas suman más de la mitad de todos los casos de atragantamientos. La típica salchicha de perrito caliente que abundan en los menús infantiles, para horror de los nutricionistas que abogan por una dieta sana desde la infancia, está tras el 2,6% de los casos.

El problema es que cuando el atragantamiento es con una salchicha es más frecuente que sea un caso grave que requiere hospitalización. Su forma circular y su textura que no se deshace fácilmente son las culpables de su peligrosidad. Se recomienda cortarlas no solo en rodajas, sino también a lo largo.

También hay más riesgo de acabar en el hospital con los frutos secos, que comparten tamaño, forma e imposibilidad para deshacerse con la saliva con las salchichas. Los frutos secos son muy saludables, pero conviene esperar hasta pasados los cinco años, que el niño pueda masticarlos con presteza.

Otro estudio de 2008 recogido en PubMed que analizaba datos de entre 1989 y 1998 en 26 hospitales de EE UU y Canadá  con casi 1.500 datos, apuntaba a que el mayor riesgo se producía hasta los tres años y a que los cacahuetes eran el alimento que más atragantamientos producía y las salchichas el que más casos con consecuencias fatales tenía. También hay que tener cuidado con…. Las uvas, como los frutos secos, también son saludables, pero también tienen una forma y tamaño potencialmente peligrosos para obstruir las vías respiratorias.

No se les deben dar enteras. Y lo mismo pasa con las aceitunas y las cerezas, que además vienen con hueso. Las zanahorias crudas, como las salchichas, hay que cortarlas muy bien y a lo largo y asegurarnos de que el niño va a ser capaz de masticarlas. Mejor si se las damos cocinadas y blanditas si no lo tenemos claro.

También hay que tener especial cuidado con las palomitas de maíz, fuente de muchos sustos. Las pilas, frecuentes en sus distintos tamaños en numerosos juguetes y productos infantiles, son otros objetos peligrosos a vigilar. Especialmente las pilas de botón, que no solo pueden provocar atragantamientos, sino que además pueden generar quemaduras internas graves por las reacciones químicas que generan sus productos internos.

Es importante que los productos que las contienen estén bien cerrados y que los niños nunca tengan pilas sueltas a su disposición.

Y los globos también tienen su aquel. Los niños juegan a inflarlos por imitación a los adultos y pueden obstruir las vías respiratorias. No hay que dejar a su alcance ni globos desinflados y o los que en su día lucieron grandes y estupendos y ya están empezando a perder aire o gas.

Pese a lo que muchos creen, no se puede bajar la guardia en cuanto el niño deja de ser bebé. La edad crítica de riesgo se prolonga hasta los seis o siete años según el mismo estudio publicado en Pediatrics, y es algo que se puede producir incluso más tarde, durante toda la vida.

Por eso es también importante saber cómo proceder ante un caso de atragantamiento. Cómo actuar si se produce el atragantamiento La Asociación Española de Pediatría, en su guía online de seguridad para familias que sería recomendable que todos los padres recientes conocieran, recomienda en primer lugar animar al niño a toser con fuerza para procurar que salga por si solo, antes de iniciar ninguna maniobra.

 

Si eso no funciona, dando por hecho que el niño está consciente. El procedimiento es el siguiente según los pediatras españoles:

  1. Observar la boca y, si el objeto está visible, extraerlo mientras se tenga a la vista, con cuidado de no empujarlo hacia dentro.
  2. Si no se ve nada en la boca o no se puede extraer, dar cinco golpes con el talón de la mano en la parte alta de la espalda, entre los omóplatos.
  3. Cuando no se ha expulsado nada y el niño sigue con problemas, se le debe dar la vuelta y realizar cinco compresiones torácicas en el centro del pecho, justo debajo de la línea que une ambos pezones si es un niño menor de un año. Si tiene más de un año serán cinco compresiones abdominales en la boca del estómago (maniobra de Heimlich).
  4. Este ciclo —observar la boca, cinco golpes en la espalda y compresiones torácicas o abdominales— debe repetirse tantas veces como sea necesario, hasta que el niño expulse el objeto, respire mejor o pierda la conciencia.

Pongámonos en lo peor. No expulsa el objeto y pierde la conciencia. O habíamos encontrado al niño ya inconsciente. En ese caso, intentando conservar la calma, hay que llamar al 112 si es que no se había hecho antes. Si el niño respira recomiendan colocar al niño de costado vigilando que no deje de respirar hasta que llegue el servicio de emergencias. En caso de que no respire hay que intentar una maniobra de reanimación (en niños pequeños el reanimador puede insuflar aire simultáneamente en boca y nariz), comprobando cada dos minutos si vemos el objeto que ha producido el atragantamiento para retirarlo.

Articulos para niños

 

Originally posted 2018-03-15 00:38:33.

¿Cuál es la cena más saludable?


Blasting News EspañaYen Sid · 02-mar-2018

A veces luego de un largo día de trabajo o estudio, las personas se sienten absolutamente hambrientas y al llegar a casa son capaces de comerse todo lo que hay en el refrigerador, pero ese es un gran error pues la cena es la comida en donde se debe procurar con más razón que el resto del día comer sano y saludable para no ganar kilos no deseados o acarrear problemas a la salud. Pocas horas después de cenar la persona se dispone a dormir, si no come algo ligero el proceso digestivono abra llegado a su término y posiblemente le genere problemas estomacales.

Evita malestares después de cenar

Otro de los casos muy comunes es que durante las dos primeras comidas del día la persona se esfuerza por comer bajo en calorías y comer muchas fibras y proteínas, pero luego cuando llega la noche se dejan llevar por la ansiedad y dejan a un lado todo el esfuerzo del día.

Durante la noche es el lapso de tiempo en el que el metabolismo se mantiene trabajando a un ritmo más lento, de tal manera que si le das a tu cuerpo grasas y azucares los asimilara mucho más debido a la pausa en cuanto a quema de grasas y calorías en el organismo. Otro de los problemas de comer algo pesado en la noche como por ejemplo, hamburguesa, espagueti, frituras, harinas u otros, es que por estar tan lleno el individuo puede tener insomnio durante la noche a causa de la pesadez.

Entre otras consecuencias de comer tarde y fuera de balance en la noche se encuentran; sobrepeso, flatulencias, acidez estomacal, problemas con el hígado, estreñimiento y más. Lo que queremos hacer a continuación es ayudarte a pensar de una manera más saludable, para que te puedas preparar una rica cena que le aporten beneficios a tu organismo en cuanto a salud y a tu figura.

Come lo que te conviene

La cena ideal que te aportara beneficios a la salud debe contener vegetales cocidos en ensaladas, proteínas bajas en grasa como pescado, huevo, queso, yogourt, frutos secos entre otros. Algo delicioso que podemos incluir son algunos cereales como arroz, pan integral, papa o plátano (en porciones pequeñas). También hay grasas que no le harán daño al organismo, ellas son frutos secos, aceites vegetales, aguacate y yema de huevo. Lo que no debe contener tu cena bajo ningún concepto es demasiada cantidad de cereales, azúcar, frutas, grasas saturadas, ya que maltratan el hígado y la vesícula. Evita los refrescos y el café.

Cuando la persona hace su última comida del día más saludable se va a sentir mucho mejor al día siguiente, se sentirá renovado al amanecer y podrá descansar sin interrupciones durante la noche.

Originally posted 2018-03-03 16:22:33.

El boom de la nueva alimentación


Todos parecen saber que comer y como comerlos, pero en varias ocasiones olvidan que lo principal es crear nuevos y sanos hábitos. A la hora de combatir las falsas creencias la mejor herramienta es tener conocimiento. Existen muchas guías de alimentación que han sido elaboradas por especialistas en nutrición de la mano con profesionales de la salud. Sin embargo en cinco pasos podemos recopilar la estrategia que puedes poner en marcha. Si deseas perder peso, las calorías suministradas deben ser inferiores las calorías gastadas, las mismas deben provenir de alimentos saludables .

¡Disminuye el consumo de grasas!

Sustituye las grasas las grasas saturadas por insaturadas o saludables y trata de dejar a un lado las grasas trans. Las grasas saturadas y las grasas trans tienden a aumentar los niveles de colesterol malo. Si disminuyes el consumo de grasas saturadas y trans disminuirá tu riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y obesidad.

Aumenta el consumo de frutas, vegetales, legumbres y cereales

Son componentes esenciales de una alimentación saludable, son ricos en nutrientes. El suficiente consumo diario puede contribuir a la prevención de enfermedades del corazón y algunos canceres. Por otra parte el consumo apropiado de fibra y cereales integrales se asocia a un mejor control del peso corporal, menor riesgo de estreñimiento, cáncer de colon y diabetes tipo II. El uso excesivo de sal conlleva a un aumento de la presión arterial. Evita consumir más de una cucharadita de sal al día.

Limita el consumo de azucares libres

Cuando se habla de azucares libres se refiere a azucares simples que son añadidos a los alimentos. El azúcar debe representar entre el 5 y 10% del requerimiento calórico diario de cada persona. Ok, para ser más claros, si una mujer consume 1.500 calorías al día puede destinar 50% a los carbohidratos y ese 50% distribuirlo en 40% carbohidratos complejos y 10% a carbohidratos simples.

Una alimentación saludable debe ser

El término saludable se relaciona con una alimentación que garantiza el aporte de nutrientes, favorece y posibilita el buen estado de la salud y disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Ok, entonces una alimentación saludable debe ser suficiente, ya que debe contener aproximadamente de 25 a 3º calorías por kg de pero por día. Debe ser completa, es decir se deben integrar carbohidratos, proteínas, grasas saludables, vitaminas, minerales y agua, una dieta saludable debe ser variada, ya que no existe ningún alimento que contenga todos los nutrientes esenciales, por eso es importante el aporte diario de todos los grupos, en la proporciones adecuadas.

Debe ser balanceada es decir debe contener de 50-60% de carbohidratos, de 15-20% de proteínas y de 25-30% de grasas saludables. También debe ser presentable, agradable a la vista, al paladar y al olfato. Disfrutar lo que comes te garantiza mantener los buenos hábitos en el futuro. Y muy importante debe ser adecuada a la edad, genero, condición física, factor individual y a la situación de salud de cada persona.

Originally posted 2018-03-03 16:14:57.

Cómo funciona la dieta volumétrica y por qué te hace perder peso


Kasikao · 03-feb-2018

Mucha gente comete el error de pensar que adelgazarán comiendo menos. Y están en un error: no es tanto el cuánto sino el qué. Ingerir muchos alimentos hará que pierdas peso sin pasar nada de hambre. Se trata de llenar tu plato con alimentos sanos, que tengan pocas calorías y que sean ricos desde el punto de vista nutricional.

Esta es la premisa de la dieta volumétrica, creada por Barbara Rolls, profesora de Ciencias de la Nutrición e investigadora de la obesidad en la Universidad de Penn State.

El enfoque principal de esta dieta es colmar el plato con alimentos que son naturalmente bajos en calorías y ricos en fibra o agua, como frutas, verduras y sopas. Dado que los carbohidratos y las proteínas proporcionan cuatro calorías por gramo y la grasa proporciona nueve calorías por gramo, pueden comer más carbohidratos y proteínas sin excederse en calorías.

Además de sano, este régimen te ayudará a adelgazar, pues puedes perder hasta un kilo por semana sin apenas darte cuenta. A continuación, recogemos las bases de la dieta volumétrica.

El menú de la dieta volumétrica

Si las dietas con reglas y restricciones estrictas te vuelven loco, este es tu régimen. No tienes que contar las calorías, medir los alimentos o registrar puntos en la dieta. “La dieta volumétrica no es un plan prescrito con precisión, sino más bien un concepto y enfoque nutricional general”, dice Paul Salter, fundador de Fit In Your Dress, a ‘Women’s Health‘.

En la dieta volumétrica, la comida se divide en cuatro grupos. El objetivo es comer principalmente alimentos de los grupos uno y dos, tener en cuenta el tamaño de las porciones de alimentos del tres y minimizar las opciones de alimentos del grupo cuatro.

Grupo 1: frutas y verduras sin almidón, leche desnatada y sopa a base de caldo. Grupo 2: frutas y verduras con almidón, cereales para el desayuno, carne baja en grasa, legumbres, platos mixtos bajos en grasa como chile y espagueti. Grupo 3: carne, queso, pizza, papas fritas, aderezo para ensaladas, pan, helado y pastel. Grupo 4: galletas saladas, patatas fritas, dulces de chocolate, galletas, nueces, mantequilla y aceite.

Esto es lo que podrías comer un día normal en esta dieta:

Desayuno: tortilla de verduras con pan tostado de trigo integral.Almuerzo: yogur griego bajo en grasa con fruta.Comida: carne magra de chile con judías y verduras.Meriendapalomitas de maíz sin mantequilla, con un vaso de leche.Cena: pescado, verduras al vapor, quinoa.¿Ayuda a adelgazar?

Lo que seguro que ahora te estás preguntando es… “¿Me ayudará a adelgazar?”. Pues, amigo, en teoría sí. Al menos eso es lo que afirman diversas investigaciones científicas, que encontraron un vínculo entre los alimentos de baja densidad calórica con la pérdida de peso. “Una de las razones principales por las que las personas rompen su dieta es porque tienen hambre”, asegura Julie Upton, nutricionista y cofundadora de ‘Appetite for Health‘. Como en esta dieta se consume un gran volumen de alimentos, evitarás el hambre que suelen dar los regímenes.

Otro estudio de 2007, publicado en el ‘American Journal of Clinical Nutrition‘, también probó que este régimen ayudaba a perder peso. Los investigadores asignaron aleatoriamente a 97 mujeres obesas dos tipos de dietas: a unas, una baja en grasas, y a otras, una baja en calorías pero rica en frutas y verduras. Después de un año, ambos grupos perdieron peso, pero las personas que consumían frutas y verduras perdieron aún más: 6 kilos en comparación con los 4,5 del otro grupo. Los investigadores consideraron las dietas bajas en calorías como una manera eficiente de bajar de peso.

Asimismo, una investigación de 2005, publicada en ‘Obesity Research‘, demostró que una dieta alta en alimentos y sopas poco calóricas (uno de los pilares de este régimen) conduce a una pérdida sustancial de peso.

Originally posted 2018-02-06 04:54:21.

¿Cómo marcar el abdomen en una semana?

A quién de nosotros no nos encantaría lucir un abdomen plano y marcado, puede resultar complicado lograrlo ya que la alimentación y el ejercicio es fundamental tanto para adelgazar como para tonificar los músculos, por eso te diremos qué hacer para marcar el abdomen en una semana.

Primero que nada debes saber que es muy importante que no dejes de hidratarte, hace algunos años, se dio a conocer una ‘moda’ en la cual se marcaban los músculos por medio de la deshidratación. Esto es un error.

Un estudio publicado por The National Institute of Health, Estados Unidos, la hidratación es fundamental para marcar los músculos, de lo contrario estos podrían fatigarse y el rendimiento no sería el óptimo.

Ahora sí, para lograr esos abdominales es una semana te recomendamos:

Plancha

Este movimiento es uno de los más efectivos para marcar rápido el abdomen, trabaja tanto el abdomen alto, medio y bajo.

Debes colocarte en posición de lagartija, pero con los codos y brazos en el suelo. Haz tensión en el abdomen y mantén esa posición durante 30 segundos, cada día aumenta 10 segundos.

Abdominales con pelota

Necesitas conseguir una pelota de arena o de baloncesto. Colócate boca arriba con las piernas ligeramente flexionadas.

Elimina la sal

La sal es rica en sodio y éste provoca retención de líquidos. La inflamación podría impedir que los músculos se marquen como esperas, sobre todo a nivel del vientre.

Si además de estos tips, beber por lo menos 2 litros de agua al día, ¡marcarás tu abdomen en una semana!

Originally posted 2018-02-02 13:24:23.

A menudo se dice que el desayuno es una parte esencial de una dieta sana, especialmente cuando se trata de cuidar la figura.

Pero no a todo el mundo le queda fácil comer tan temprano en la mañana: en Europa y Estados Unidos entre 10% y 30% de la población se salta el desayuno

as adolescentes son las más propensas en hacerlo, diciendo que no tienen tiempo o hambre o que están a dieta.

Dejar de desayunar va en contra de lo que se aconseja generalmente: la lógica es que quien no come temprano estará con hambre el resto del día y por ende tentado a tomar refrigerios con muchas calorías, lo que hace que gane de peso.

La teoría es razonable, hasta que se trata de encontrar evidencia de que la gente que no desayuna consume más calorías que los que sí.

Estudios a granel

No es tan fácil

El impacto que tiene no desayunar en el peso es más difícil de estudiar sistemáticamente de lo que uno esperaría.

El primer problema es cómo definir a esa primera comida del día: ¿cuánto hay que consumir para que cuente como desayuno? ¿cuán temprano hay que comer para que sea considerado ‘desayuno’?

Por ejemplo, cuando en EE.UU. el departamento de Agricultura condujo un revisión sistemática de investigaciones sobre el tema encontró que la mayoría de los estudios definían al ‘desayuno’ como los alimentos que se ingerían antes de las 10:00 a.m. Se consideraba que quien comía a las 10:05 a.m. no había desayunado (3).

Otra dificultad es que lo que se come al desayuno varía de país a país. En Escandinavia esa comida mañanera puede incluir pescado ahumado, en Alemania, carnes frías, en Reino Unido, cereales en caja. Eso hace del estudio el impacto del desayuno más difícil a escala global, pues los beneficios nutritivos dependen de lo que se coma.

Sin embargo, si nos limitamos a revisar las calorías que se consumen, ha habido varios intentos de dilucidar la influencia del desayuno en el peso de la persona.

Una revisión de los estudios que se hicieron antes de 2004 (4) encontró que los que se saltan el desayuno no tienden a consumir más calorías durante el resto del día para compensar.

Lo revelado sobre el peso es un poco más complejo. Cuatro estudios encontraron que los niños que no comían desayuno tenían en promedio un índice de masa corporal más alto, pero otros tres estudios mostraron que no hacía ninguna diferencia.

La ventaja de los primeros cuatro estudios es que los equipos habían controlado más rigurosamente los factores que podrían haber sesgado los resultados. Así que la evidencia empieza a inclinarse ligeramente hacia el vínculo entre la falta de desayuno y la ganancia de peso.

Para enturbiar las aguas, una revisión de EE.UU. de 2011 (5) citó cinco estudios sobre ese vínculo: tres decían que no existía y uno encontró lo opuesto, es decir, que entre niños con sobrepeso, los que desayunaban eran más gordos.

Y, para confundir aún más, un meta análisis (6) que recogió los resultados de 19 estudios hechos en regiones de Asia y el Pacífico encontró una relación entre saltarse el desayuno y la subida de peso. Una revisión sistemática europea (7) obtuvo resultados similares, aunque uno de los estudios señaló que sólo los chicos que desayunaban subían de peso.

Al revés

¿Qué pasa si uno voltea la pregunta? En vez de decir: “siete estudios encontraron que los niños que se saltan el desayuno tienden a ser más gordos”, se puede decir que siete estudios encontraron que los niños con sobrepeso eran más propensos a saltarse el desayuno.

Ese es el problema con esos estudios: toman una instantánea, no exploran causas.

No sabemos qué vino primero, el sobrepeso o la costumbre de no desayunar.

Quizás esos niños habían dejado de desayunar pues estaban gordos y estaban tratando de comer menos.

La alternativa es estudiar a la gente por un largo período de tiempo, y el primer estudio longitudinal sobre este tema fue hecho en 2003 (8). Cuando los investigadores empezaron encontraron que los niños que se saltaban el desayuno pesaban más en promedio. Pero cuando le hicieron seguimiento a esos mismos niños por tres años, fueron los gordos que no desayunaban los que con el tiempo perdieron peso.

Así que nos quedamos con una situación en la que hay muchos estudios -pero definitivamente no todos- que muestran que los chicos que no desayunan tienen más probabilidad de tener sobrepeso. No obstante, no podemos estar seguros si la razón es su dieta o el hecho de que no desayunen. Y si esto último es la causa, no esta claro el porqué, pues no consumen más calorías en total (9).

Cambio de rutina

Si no se trata del total de las calorías consumidas, ¿será que el momento en el que se come influye? ¿Son mejores tres comidas más pequeñas que dos más grandes?

Se han hecho muy pocos ensayos controlados aleatorios sobre este tema, pero hay uno que se llevó a cabo en 1992 en adultos (10). A un grupo de mujeres obesas le entregaron planes de dietas en los que todas ingerían la misma cantidad de calorías al día, pero no siempre al mismo tiempo: la mitad tenía tres comidas al día mientras que la otra mitad no desayunaba, pero almorzaba y su cena era más copiosa.

Los resultados son fascinantes.

Las que estaban acostumbradas a saltarse el desayuno perdían más peso si las ponían en el grupo que desayunaba, mientras que aquellas que antes del experimento comían por la mañana perdían más peso si dejaban de desayunar. En otras palabras, un cambio en la rutina les ayudaba a perder peso.

Así que quizás la lección que deja ese estudio es que sencillamente hay que hacer algo distinto. En la universidad de Hertfordshire, en el Reino Unido, un equipo de psicólogos ha desarrollado un programa de reducción de peso basado en esa premisa.

¿Entonces?

El panorama es confuso, por lo cual hace poco fue publicado un nuevo estudio (11) sobre los mitos de hacer dieta, que incluye saltarse el desayuno como una de las suposiciones que no han sido probadas.

Sin embargo, el desayuno puede tener otros beneficios. Un ensayo controlado aleatorio llevado a cabo en zonas rurales de Jamaica y Perú (12) mostró que los niños que desayunaban en la escuela tenían mejores calificaciones. Los resultados no se pueden generalizar pues los niños estudiados podrían haber estado sufriendo de desnutrición antes del estudio, así que un desayuno podría no hacer tanta diferencia si se tratara de niños bien nutridos.

De manera que la pregunta del millón es: ¿hay que desayunar o no, si uno quiere perder peso?

La dieta de quienes desayunan tiende a ser más balanceada en general, pero si se trata solamente de perder peso, hasta que se lleven a cabo más estudios, depende de la preferencia personal.

Algunos de nosotros no podemos pasar bocado temprano. Si usted es así, puede culpar a su reloj biológico: investigaciones recientes encontraron que a quienes son tipo nocturno sencillamente no les da hambre en la mañana (12). En ese caso, hasta que un realmente buen estudio controlado aleatorio pruebe lo contrario, quizás lo mejor sea escuchar a su estómago, no ir en su contra.

Originally posted 2018-02-02 13:16:25.

Conoce todos los maravillosos beneficios de la crema de cacahuate

Este alimento es “típico” en la cocina americana, el cual mucha gente cree que no es saludable, que tiene muchas grasas malas, que engorda, etc. Pero la realidad es que la crema de cacahuate es un alimento ideal para incluirla en tu dieta. Si quieres conocer los beneficios de la crema de cacahuate, sigue leyendo.

Entre sus propiedades más destacadas se encuentran:

  • Gran cantidad de proteínas de alto valor biológico.
  • Regula tus hormonas y el colesterol.
  • Ayuda a saciarte por su alto contenido de fibra y regula tu flora intestinal.

Beneficios de la crema de cacahuate

  • CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
    Ayuda a tener una buena circulación gracias a la formación de hemoglobina.
  • IDEAL PARA DEPORTISTAS
    La crema de cacahuate tiene un alto contenido de calorías, lo que hace un alimento ideal para recuperarse tras los entrenamientos.
  • PREVIENE EL ENVEJECIMIENTO CELULAR
    Tiene un antioxidante llamado resveratrol, que se ha relacionado con niveles más bajos de las enfermedades cardiacas y cancerígenas.
  • PREVIENE EL CÁNCER
    La gran cantidad de antioxidantes y fibra que contiene la crema de cacahuate ayudan a reducir el riesgo de desarrollar cáncer.
  • AYUDA A GANAR MASA MUSCULAR
    Debido a sus altas cantidades de proteínas, carbohidratos y grasas saludables, ayuda a la ganancia muscular y de esta manera una mejor composición corporal.

Originally posted 2018-01-25 15:00:26.

“Si me mato en el gimnasio puedo comer lo que quiera” o “mientras salga a correr, tendré el peso controlado”. ¿Has pensado alguna vez cosas similares a estas? ¿Crees que vigilar la alimentación es algo secundario si cumples con el ejercicio?

Lamentamos decirte que estás en un error. Si lo que quieres es adelgazar, tendrás que estar atento a lo que comes por mucho que vayas al gimnasio prácticamente todos los días. Por desgracia para todos, a la hora de adelgazar no existen los atajos.

Para adelgazar necesitas un déficit calórico

Para entender por qué no es suficiente con hacer ejercicio tenemos que empezar explicando lo más básico a la hora de adelgazar: necesitas conseguir un déficit calórico.

Nuestro cuerpo obtiene la energía que necesita de los alimentos que consume, y cuando consume más energía de la que gasta, la almacena en forma de tejido graso en previsión de tiempos de escasez, cuando ingiera menos de la que necesite.

Así que si quieres adelgazar debes conseguir que tu cuerpo recurra a esas reservas de grasa, ingiriendo menos calorías de las que gastas. Todas las dietas, tanto las que funcionan a largo plazo como las que se promocionan como dietas milagro, se basan en este principio. La diferencia es cómo se consigue ese déficit calórico y cómo de fácil resulta evitar el efecto yoyo (recuperar rápidamente todo lo perdido).

Rápidos ingiriendo calorías, lentos quemándolas

Teniendo lo anterior en cuenta, podrías pensar que tienes suficiente con aumentar la cantidad de ejercicio físico que haces. Así quemarías más calorías y podrías conseguir ese déficit calórico que te hará adelgazar, ¿verdad?

Pues sí en la teoría, pero en la práctica esto es realmente difícil de conseguir por la siguiente razón: tras miles de años de evolución, la mayor parte de ella con escasez de alimentos calóricos a nuestro alcance, nuestro cuerpo ha desarrollado un verdadero talento a la hora de detectar, disfrutar y procesar con rapidez los alimentos con una alta densidad calórica y para quemar con lentitud esas mismas calorías.

Desde un punto de vista meramente técnico, nuestro cuerpo es en ese sentido una máquina enormemente eficiente. El problema es que en un mundo en el que las calorías ya no escasean, sino que nos sobran, esa eficacia juega en nuestra contra, y es difícil mantener un peso saludable incidiendo solamente en la parte del ejercicio físico y descuidando la alimentación.

Lo que tendrías que correr para quemar estas calorías

La Royal Society for Public Health británica publicaba hace ahora un año una tabla en la que recogía cuánto ejercicio hace falta para quemar determinados alimentos poco saludables. La recogemos aquí, traducida al español, para que te hagas una idea del desequilibrio entre calorías que entran al comer y las que salen al hacer ejercicio.

Ten en cuenta siempre que hay más factores que influyen en el ritmo al que tu cuerpo quema calorías, como el porcentaje de masa muscular o el estado físico de cada uno. Esto es especialmente relevante en el ejercicio aeróbico, al que el cuerpo se termina acostumbrando y cada vez hay que hacer más tiempo del mismo ejercicio para quemar las mismas calorías.

Alimento poco saludable

Número aproximado de calorías

Tiempo para quemarlas caminando a buen ritmo

Tiempo para quemarlas corriendo a trote tranquilo

Refresco azucarado

138

26 minutos

13 minutos

Chocolatina estándar

229

42 minutos

22 minutos

Sandwich de máquina de vending (de bacon y queso)

445

1 hora y 22 minutos

42 minutos

Un cuarto de pizza familiar

449

1 hora y 23 minutos

43 minutos

Un café-batido mediano

290

53 minutos

28 minutos

Paquete de patatas fritas o aperitivo similar

171

31 minutos

16 minutos

50 gramos de cacahuetes asados y condimentados

296

54 minutos

28 minutos

Bollería industrial azucarada

420

1 hora y 17 minutos

44 minutos

Bol de cereales de desayuno

172

31 minutos

16 minutos

Bollería tipo muffin

265

48 minutos

25 minutos

¿Y si haces otros deportes?

Quizá ni correr ni caminar sean lo tuyo. Entonces, ¿cuántas calorías gastas haciendo tu deporte favorito? La Clínica Mayo publicó en octubre de 2017 una recopilación con esta información, calculando el número de calorías por deporte poniendo como sujeto medio a una mujer de 76 kilos y un hombre de 88.

Deporte

Mujer (76 kg)

Hombre (88 kg)

Bailes de salón

219 calorías/hora

273 calorías/hora

Ciclismo lento (16 km/h)

256 calorías/hora

319 calorías/hora

Golf

314 calorías/hora

391 calorías/hora

Trotar en la elíptica

365 calorías/hora

455 calorías/hora

Nadar (intensidad moderada)

423 calorías/hora

501 calorías/hora

Nadar (intensidad alta)

715 calorías/hora

892 calorías/hora

Máquina de remo

438 calorías/hora

546 calorías/hora

Baloncesto

584 calorías/hora

728 calorías/hora

Tenis

584 calorías/hora

728 calorías/hora

Senderismo

438 calorías/hora

546 calorías/hora

Subir escaleras

657 calorías/hora

819 calorías/hora

Fútbol

752 calorías/hora

937 calorías/hora

Saltar a la cuerda

861 calorías/hora

1.074 calorías/hora

Ejercicio sin dieta, mala solución

Si echas un vistazo a ambas tablas te darás cuenta de por qué intentar perder peso confiando exclusivamente en el ejercicio sin prestar ninguna atención a la dieta no es una gran idea: si eres mujer, necesitas más de una hora de elíptica para compensar un cuarto de pizza, y nadar más de una hora a intensidad moderada para quemar un bollo, y si eres hombre, las cifras están un poco más de tu lado, pero también es más probable que hayas consumido raciones más grandes.

Además de poco eficaz, esta forma de enfocar el ejercicio físico puede terminar quitándole toda la diversión al convertirlo en un mecanismo de compensación, como una forma de expiar las culpas de lo que comemos. Igualmente, la comida insana puede verse como un premio que nos damos tras hacer deporte, allanando el camino para un posible desorden alimenticio.

Por eficacia a la hora de bajar de peso y también como una forma de disfrutar mucho más del proceso, resulta mucho más conveniente un enfoque combinado de ejercicio y dieta, entendiendo la dieta no como un menú restrictivo que te diga qué debes comer en cada momento, sino como una forma de mejorar los hábitos alimenticios reduciendo y eliminando los alimentos ultraprocesados, los que llevan azúcares añadidos, los que tienen un alto contenido en sal y los que emplean harinas y grasas de mala calidad.

Al reducir esos alimentos, reduciremos las calorías que ingerimos, especialmente aquellas que no nos aportan nutrientes beneficiosos, y combinándolo con el ejercicio se produce ese déficit calórico del que hablábamos al principio y que es, de echo, el único método real para quemar grasas.

¿Cuáles son las dietas más populares parta Crossfit?

Al principio, la dieta Paleo y la dieta de la Zona eran probablemente los regímenes de alimentación más populares para Crossfit. Pero conforme esta moda se iba convirtiendo en un deporte más competitivo, los atletas empezaron a dejar esas dietas sin gluten y sin lácteos y empezaron a seguir una dieta más inclusiva, la IIFYM. Puede que la conozcas por “If It Fits Your Macros” (“si entra dentro de tus macros”).

Algunos atletas profesionales tienen sus macros adaptados específicamente para ellos, y les entregan las comidas directamente en sus neveras. De ese modo, pasan mucho menos tiempo calculando, siguiendo y analizando sus macros.

Poner demasiada atención en calcular y preocuparse por los macros que acabas de comer se puede convertir rápidamente en demasiado preocupante y estresante. Por eso, la mayoría de CrossFitters tarde o temprano cambian al “clean eating”, o comer limpio.  Ahora bien, ¿qué es “clean eating”? Bueno, creo que cada uno de nosotros tiene su propia definición de lo que es, y no pasa nada.

¿Qué dieta elegir?

Cuando se trata de dietas para un buen rendimiento, ten en mente que lo que le funciona a tu amigo, puede que no te funcione a ti.

Personalizar una dieta en función de tus necesidades individuales es el paso más importante para mejorar tu nutrición y, consecuentemente, tu rendimiento. Algunas de las cosas a tener en cuenta son:

  • Comidas que te gustan, comidas que no te gusta.
  • Tus hábitos de alimentación pasados y tu relación con la comida.
  • Edad y género
  • Tipo de cuerpo
  • La cantidad semanal y diaria de actividad física (y tu estado de preparación actual)
  • Tipo de trabajo: ¿sedentario o activo? ¿Trabajo estresante o relajado?
  • Tu objetivo

La mayoría de CrossFitters que entrenan por diversión no tienen que seguir una dieta. Hacer elecciones acertadas de comidas y un enfoque equilibrado puede hacer maravillas. Pero en caso de que este tema te interese, veamos las 4 dietas más populares usadas por los atletas de CrossFit.

1. Clean eating

Clean eating no es nada más que evitar la llamada comida basura. No hay que calcular ni medir, los clean eaters se apoyan exclusivamente en su intuición. Las reglas son simples: evitar comidas procesadas con azúcar y grasas saturadas, y tratar de comer lo más natural posible.

Una norma muy usada en el clean eating es el 80:20. Eso significa que el 80% de lo que comes es “limpio” y saludable. El 20% restante es de libre elección; come cualquier cosa que se te antoje.

Cuando se trata de la proporción proteína, carbohidratos y grasas, asegúrate de que todas tus comidas incluyan los tres. Si te sientes débil, añade más proteína y grasa. Si sientes que estás agotado y adormecido, añade más carbohidratos.

Cómo empezar: céntrate en añadir más carne (u otra proteína) y comida no procesada a tu menú. Luego, poco a poco elimina los aperitivos azucarados y con grasas hasta que la norma del 80:20 se convierta en un hábito.

2. If it fits your macros

IIFYM es básicamente una manera de comer limpio pero con un pequeño giro; tienes que llevar una cuenta de los macro nutrientes (proteína, carbohidratos y grasas) que comes.

La mayoría de los atletas usan este método para llevar la cuenta de su aporte energético con una app que suma los macros y el valor calórico de cada una de sus comidas. Al final, saben exactamente cuánto y qué han comido a lo largo del día, la semana, el mes, el año…

IIFYM no significa que puedas comer lo que quieras; el método sigue centrándose en hacer buenas elecciones de comida. Pero sí que ayuda darse algún pequeño capricho de vez en cuando para tener una mente sana y así prevenir comer de más, lo cual está normalmente provocado por la restricción de comida.

IIFYM funciona genial si quieres conocer tu cuerpo mejor y descubrir qué cantidad de lo que da energía a tu cuerpo necesitas para rendir mejor.

Cómo empezar: puedes calcular tus necesidades de macros con una de las muchas webs que los calculan o empezar con una regla básica: 40% proteína, 40% carbohidratos y 20% grasas. La mayoría de gente que decide usar este método, contrata a un nutricionista que le calcule los macros.

3. La dieta de la Zona

La dieta de la Zona es un régimen alimenticio muy conocido, desarrollado hace más de 30 años por el Dr. Barry Sears. El objetivo de Sears era reducir la inflamación inducida por la dieta.

Como las dietas ya mencionadas, la Zona también se centra en elegir las comidas saludables correctas, pero es algo más precisa. Anima a sus seguidores a elegir comidas con un índice glucémico inferior y grasas saludables.

Una forma simple de empezar es dividir tu plato en 1/3 de proteína, 2/3 de carbohidratos y una pizca de grasas monoinsaturadas. Otra versión defiende que la proporción sea 30:40:20 (proteína, carbohidratos y grasas). La forma más compleja de esta dieta, a menudo usada por CrossFitters, promueve el uso de los “bloques de zona”.

Los bloques de zona son de hecho muy similares a calcular tus macros:
1 bloque de proteína: 7 gramos de proteína
” de carbohidratos: 9 gramos de carbohidratos
1  de grasa: 1.5 gramos de grasa

Cómo empezar: elimina toda la comida procesada de tu cocina y llénala de carbohidratos de bajo índice glucémico y productos sin azúcar. Estudia los bloques de la Zona, y las raciones que necesitarás, y empieza.

4. La dieta Paleo

Hace unos años, la dieta Paleo era probablemente la forma más popular de comer entre los atletas de CrossFit. Esta dieta imita los hábitos alimenticios de nuestros ancestros, y elimina todos los cereales (y el gluten), productos lácteos, y cualquier tipo de producto procesado. Al contrario de otras dietas, la dieta Paleo apoya comer grasas animales con bacon, siendo la elección más popular entre sus seguidores.

Muchos de los CrossFitters que compiten empezaron con la dieta Paleo, pero más adelante cambiaron a un régimen más flexible con productos lácteos y cereales en sus menús.

Cómo empezar: edúcate y compra de todo menos cereales, gluten y lácteos. Algunas comidas imprescindibles son el aceite de coco, el boniato, el bacon, y un buen filete de ternera bien jugoso.

Las dietas para un buen rendimiento son usadas para eso: para mejorar tu rendimiento. Si tu nutrición te hace miserable, ya sabes que tus elecciones actuales probablemente no son las correctas. Cuando elijas una dieta, ten en cuenta que hay que disfrutar de la vida y no perdértela por estar demasiado estresado por qué comer y por cuánto peso te queda aún por perder. 

Fuente: velitessport.com

Seguro que todos conocéis o habéis visto alguna vez la Pirámide de la Alimentación Saludable. Ya sea en un colegio, en un centro médico o impresa detrás de una bolsa de patatas fritas, esta imagen nos ha acompañado durante gran parte de nuestra vida. Lo cierto es que esta pirámide va variando cada cierto tiempo, después de que un grupo de expertos de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) la haya analizado y proponga algunos cambios. Sin ir más lejos, hace unas semanas, la SENC nos presentó la explicación de una nueva propuesta de su conocida pirámide que ya podíamos ver desde 2015. Hoy vamos a hablar de sus cambios respecto a las anteriores y de mi opinión al respecto cómo dietista-nutricionista que cada día atiende a personas en su consulta.

Originally posted 2017-12-21 13:35:07.

España es el país de Europa con más casos de infección por el parásito

anisakis

Fuente de ácidos grasos omega 3 cardiosaludables, proteínas de alto valor biológico, minerales como el calcio, yodo y selenio y vitaminas del grupo B y A. El pescado aporta beneficios nutricionales incuestionables, pero tiene también un lado oscuro: la contaminación por mercurio o sustancias químicas persistentes (COP) —contaminantes que permanecen en el medio ambiente y en la cadena alimentaria—, la infección bacteriana y la infestación por parásitos, que representan una amenaza para la salud humana.

En lo que se refiere a parásitos, el famoso anisakis, que provoca una alergia crónica a quienes tienen la mala suerte de ingerir vivo uno de esos gusanos que se enroscan en la carne del pescado, es la gran amenaza en los países desarrollados. Y a pesar de que hace ya 12 años que en España los restaurantes están obligados a congelar el pescado para matar a cualquier superviviente de su especie, la alerta crece pues cada vez infesta a más peces.

El plato más peligroso: los boquerones en vinagre

De hecho, según un estudio publicado en Nature, España es el país con mayor incidencia en Europa y los culpables son en buena parte los boquerones en vinagre. Así que ya sabe, si quiere reducir las opciones de infectarse evítelos. “Cada vez se reportan más casos médicos de anisakiasis”, dice el informe, “aunque no se puede conocer con exactitud el alcance por la escasez de datos epidemiológicos”.

Parte de la responsabilidad de la proliferación del anisakis la tienen los pescadores. Podría reducirse si se les prohibiera tirar los restos esviscerados al mar

El avance de este parásito se podría frenar, opina Javier Borderías, del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (ICTAN), del CSIC, “prohibiendo a los pescadores tirar por la borda los restos de los pescados eviscerados en alta mar”.

Y el anisakis no está solo: “La biodiversidad de parásitos en el pescado salvaje es muy grande”, explica Santiago Pascual, del Instituto de Investigaciones Marinas del Centro Superior de Investigaciones Científicas (IIM-CSIC) y uno de los autores de la investigación de Nature. “Hablamos de centenares de especies, pero solo una docena conforman una lista sucia que hay que gestionar correctamente por su potencial afección en la calidad e inocuidad del pescado”.

Más alergias al pescado, ¿pero menos a otros alérgenos?

Esa lista sucia recoge, además del anisakis y sus congéneres, otros muchos parásitos que podemos encontrarnos en los diferentes tipos de pescado: cryptosporidium y giardia en moluscos bivalvos (mejillones, almejas, navajas, etcétera); trematodiasis en pescado pelágico (anchoas, sardinas, bonito…); kudoa en gádidos (bacalao); microsporidos en peces demersales (merluza, besugo, rape…) y mesoparásitos y cestodos musculares en grandes teleósteos (atún).

Una consecuencia de esa omnipresencia de parásitos es el aumento de personas alérgicas a estos, aunque África González, presidenta de la Sociedad Española de Inmunología y directora del Centro de Investigaciones Biomédicas (CINBIO), aclara que no todos los parásitos provocan la misma reacción alérgica ni los mismos síntomas. Los hay que desatan reacciones graves, como asma o shock anafiláctico, o serios problemas de salud, incluso cáncer de hígado como en las infestaciones por trematodos hepáticos, que son frecuentes en el sudeste asiático y Sudamérica.

Pero también los hay que pueden proteger frente a alergias, como sucede en las infecciones por determinados tipos de helmintos (parásitos con forma de gusano): se piensa, comenta la inmunóloga, que “las sociedades más desarrolladas con menor infección por parásitos de tipo helminto, tienen más alergias frente a distintos alérgenos“.

La vacuna española contra el anisakis

Lo peor es que, una vez desarrollada la alergia al pescado o a sus parásitos, se mantiene para siempre, con el agravante de que “los alérgicos al anisakis, aunque congelen o cocinen bien el pescado y el parásito esté muerto, pueden tener reaccionesprovocadas porque queden restos de proteínas del parásito”, afirma González. Para estos casos son de gran ayuda los test diagnósticos, como los que se han desarrollado en el IIM-CSIC, que “consisten en técnicas de proteómica —estudio a gran escala de proteínas— para la detección, en menos de dos horas, de parvalbúminas o anisákidos en cualquier producto alimenticio”, indica la investigadora Mónica Carrera, del IIM-CSIC.

Con todo, la mejor solución para los alérgicos al pescado y los anisákidos sería disponer de una vacuna, un proyecto en el que están trabajando CINBIO y IIM-CSIC y que ya tiene varios candidatos firmes a convertirse en la piedra angular de una posible vacuna.

Y si está pensando en pasarse al pescado de piscifactoría para sortear la lista sucia de parásitos, Santiago Pascual vuelve a poner las cosas en su sitio: “En el pescado de acuicultura la lista es más o menos igual de extensa, pero los parásitos que afectan a la productividad de la explotación acuícola tienen mayor peso que en la pesca extractiva”.

Al final, como consumidor opina que “al igual que todos percibimos que la calidad de un producto es muy variable según la especie y el operador que la comercialice, la seguridad alimentaria del pescado que tenemos en el plato es consecuencia directa de cómo se han gestionado los riesgos en la cadena de mando, y es evidente que no todos los productos, operadores y mercados son igual de exigentes“.

El pescado, máximo dos días en la nevera

Si no quiere renunciar al sushi y los boquerones en vinagre congelarlo a -20ºC durante al menos 48 horas. Cuidado: no todos los congeladores domésticos alcanzan temperaturas tan bajas, en ese caso hay que prolongar el tiempo hasta una semana, aproximadamente. Además, estas recomendaciones le permitirán reducir el riesgo de infestaciones parasitarias e infecciones bacterianas:

– Compre el pescado en establecimientos y proveedores de confianza.

– Descarte pescados que huelan demasiado a pescado o ácido (no están frescos).

– Revíselo para ver si tiene parásitos (en ocasiones se visualizan).

– Al llegar de la compra, no deje el pescado fuera del frigorífico más de dos horas porque las bacterias se multiplican rápidamente a temperatura ambiente.

– Si no congela el pescado fresco, guárdelo en la nevera y consúmalo en dos días como máximo.

– Lávese las manos después de manipular el pescado crudo para evitar contaminar otros alimentos.

– El marinado, el vinagre o el ahumado reducen los parásitos, pero no los eliminan completamente, por eso hay que congelar el pescado que se va a preparar con estas técnicas.

¿PUEDEN PARASITAR AL SER HUMANO?

Yolanda González-Amores, especialista en Aparato Digestivo del Hospital Punta de Europa, en Algeciras, se encontró con un caso excepcional: “Tres larvas vivas de Hysrterothylacium aduncum [un gusano del tipo de anisakis] ancladas en la mucosa gástrica”.

La doctora enfatiza que se trata de un caso único en todos los aspectos, por lo que se publicó en la Revista Española de Enfermedades Digestivas: “El hombre se infectó por un parásito infrecuente después de comer boquerones en vinagre comprados en Málaga. Llegó al hospital con síntomas abdominales muy fuertes y tras descartar que tuviera una perforación intestinal, al hacerle una endoscopia se descubrieron las tres larvas vivas (que causaban una inflamación intensa). Al retirar los parásitos de la mucosa, los síntomas desaparecieron y no hizo falta ningún tratamiento”.

Este caso apoya la recomendación de “no comer nunca pescado crudo o poco cocinado”, subraya la digestóloga e insiste en que “el típico sushi está detrás del aumento de alergias e intolerancias asociadas al patrón de consumo de este tipo de comidas”.

“La recomendación general es someterlo a algún proceso térmico, desde cocinarlo a temperaturas superiores a 60 grados centígrados hasta mantenerlo congelado a -20ºC durante, al menos 48 horas. Con estas pautas se impide que la larva de anisakis penetre en la pared intestinal de las personas y se evitan sensibilizaciones que acaben en alergia”, explica Javier Borderías, del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (ICTAN), del CSIC.

 

 

proteinas
¿Qué es un batido de proteína?

Aunque no existe una definición de conjunto de lo que un batido de proteínas incluye en realidad, es básicamente una bebida que proporciona proteínas y, por lo general, nutrientes adicionales, así como vitaminas y minerales. Algunos batidos están diseñados simplemente para complementar la dieta con proteína, mientras que otros son más nutricionalmente completos, y se pueden utilizar para sustituir una comida. Algunos batidos de proteínas se venden en su forma listos para beber, pero muchas personas prefieren hacer sus propios batidos de proteínas combinando al menos una proteína en polvo y un líquido; pero a menudo son personalizados agregando otros ingredientes tales como frutas y verduras.

Cuándo y por qué usar un batido de proteína

Como una comida rápida y balanceada.

Los batidos de proteínas que están diseñados para sustituir una comida son excelentes para las personas que se saltan comidas. Son rápidos y convenientes, y pueden proporcionar una nutrición equilibrada cuando el tiempo de preparación es limitado.

Como sustituto de comida para la pérdida de peso.

Para aquellos que están tratando de perder peso, un batido sustitutivo puede ser usado para reemplazar una o dos comidas al día. Aparte de ser convenientes, los batidos de proteínas tienen un contenido de calorías definido y una cantidad controlada, lo que hace que sea más fácil contar calorías con más precisión y controlar la ingesta total del día.

Como suplemento para el aumento de peso.

Para aquellos que están tratando de aumentar de peso, los batidos de proteínas se pueden utilizar para proporcionar calorías saludables adicionales. Beber un batido de proteínas entre comidas o antes de acostarse puede ayudar a aumentar la ingesta de calorías.

Para complementar su ingesta de proteínas.

Otra de las razones para considerar un batido de proteínas es aumentar la ingesta total diaria de proteínas, si te hace difícil satisfacer tus necesidades con las comidas únicamente. Cuando haces tus propios batidos de proteínas, puedes ajustar la cantidad de proteína en tu batido de acuerdo a tus necesidades individuales.

Como combustible antes y después del ejercicio.

Mucha gente utiliza batidos de proteínas después de un entrenamiento, pero también son útiles antes del ejercicio. Los que hacen ejercicio por la mañana, a menudo consumen desayunos ligeros para ‘llenar el tanque’, y los batidos de proteínas pueden lograrlo.

Como un medio para mejorar su equilibrio dietético.

Un simple batido de proteínas es como un lienzo en blanco, puedes añadir todo tipo de cosas a tu batido que pueden ayudarte a alcanzar tus metas diarias de nutrición. Es fácil añadir una porción de frutas o verduras, pero también puedes aumentar tu ingesta de fibra o grasas saludables con los complementos adecuados.

Escogiendo una Mezcla de Batido de Proteínas para tu Batido

Algunas mezclas de batido de proteínas son “completas”: están diseñadas para ser preparadas simplemente mezclando con agua. Pero, por lo general, las mezclas de batido de proteínas se diseñan para ser mezcladas con leche. La combinación de la mezcla de batido y la leche proporciona el equilibrio nutricional necesario.

Los polvos de proteína derivados de fuentes animales incluyen suero de leche y caseína (ambos provienen de la leche), así como la proteína de clara de huevo. Para aquellos que prefieren obtener sus proteínas de fuentes vegetales, hay polvos derivados de fuentes como la soya, el arroz, guisantes, quinua o cáñamo.

Algunas proteínas en polvo contienen una mezcla de proteínas. Una razón para esto, es que las diferentes proteínas se digieren a diferentes velocidades (la proteína de suero de leche se digiere más rápidamente que la caseína, por ejemplo), por lo que algunas personas sienten que las mezclas son mejores para satisfacer el hambre.

Otra razón es que, con la excepción de la soya, las proteínas vegetarianas no se consideran nutricionalmente completas. Por lo tanto, muchos polvos de proteína vegetales contienen una mezcla de varias proteínas de plantas. De esta manera, el producto final proporciona el complemento completo de aminoácidos esenciales y es, por lo tanto, una proteína completa.

 

Escogiendo un líquido para tu batido

Para conseguir el equilibrio nutricional adecuado en tu batido, es importante prepararlo de acuerdo con las instrucciones del paquete.

Si tu batido de proteínas requiere leche:

  • Muchas mezclas de batido de proteínas son diseñadas para ser mezcladas con leche, de manera que el producto terminado tendrá el equilibrio nutricional adecuado. Por esta razón, solo la leche de vaca o leche de soya se debe utilizar en productos que estén diseñados para ser mezclado con leche.
  • La leche de soya y leche de vaca ambas contribuyen proteína adicional a tu batido; otros 9 gramos o menos. Estas leches también proporcionan vitaminas y minerales adicionales que complementan los nutrientes en el batido, haciendo el batido más nutricionalmente completo.

Si tu batido de proteínas requiere agua:

  • El agua debe ser utilizada sólo en aquellas mezclas de batido de proteínas que requieren de ella. Estos productos son nutricionalmente equilibrados por su cuenta, y no se basan en nutrientes adicionales del líquido “mezclador”. En lugar de agua del grifo, también se puede utilizar café negro o té, si lo deseas.
  • La leche de arroz, de almendra, de cáñamo o de avena proporcionan muy poca proteína, por lo que estos líquidos también se pueden utilizar en las mezclas de batido de proteínas que están diseñados para ser mezclado con agua. Estas alternativas a la leche añaden un poco de sabor y algunas calorías extra al batido, pero muy poca proteína.
  • El jugo de fruta no agrega nada de proteína a tu batido, por lo que puede ser usado en productos que están diseñados para ser mezclados con agua. Sin embargo, los zumos de fruta contienen bastantes calorías, así que tenlo en cuenta si estás controlando tu ingesta de calorías. Por otro lado, si estás tratando de aumentar tu consumo de calorías, el jugo de frutas en tu batido podría funcionar perfectamente.
  • Por supuesto, la leche de vaca o leche de soya también se puede utilizar con mezclas de batido de proteínas que están diseñados para ser mezclado con agua, solo considera que el utilizar leche aumentará el contenido de proteína (y calorías).

Cinco maneras de personalizar tu batido de proteínas

Agrega proteína a tu batido de proteínas. 

A pesar de que tu batido ya contiene proteína, es posible que desees añadir más si tus necesidades de proteínas son altas. Puedes añadir proteína en polvo simple, por supuesto, pero también puedes agregar alimentos como requesón bajo en grasa, yogur, queso ricota o tofu para aumentar el contenido de proteínas.

Añade frutas y verduras a tu batido de proteínas.

Añadir frutas y verduras a tu batido de proteínas es una manera fácil de agregar más porciones de estos alimentos saludables a su dieta diaria. El uso de frutas y verduras congeladas son prácticas,  le dan tu batido una textura más espesa. Experimenta con diferentes frutas y verduras (podrías comenzar con verduras dulces como las zanahorias o la calabaza) y prueba diferentes combinaciones como la piña con zanahoria, o banana con calabaza. Cuando te sientas un poco más audaz, intenta añadir más ingredientes inusuales a tu batido, como hojas de espinaca o remolacha.

Agrega fibra a tu batido de proteínas.

La mayoría de las mezclas de batidos de proteínas no contienen mucha fibra, y la mayoría de las personas no consumen tanta fibra como deberían hacerlo, así que intenta añadir alimentos ricos en fibra a tus batidos. Obviamente, puedes elegir un polvo de fibra dedicado o frutas y verduras, avena, salvado, o semillas como el girasol, lino o semillas de chía que contribuyen fibra.

Añade calorías a tu batido de proteínas.

Si tus necesidades calóricas son altas, puedes añadir avena, nueces, mantequilla de maní, aguacate o frutos secos para aumentar el contenido calórico de tu batido.

Agrega hielo a tu batido de proteínas.

El hielo hace una buena adición a un batido, debido a que ayuda a espesarlo. El hielo también añade volumen a tu batido, por lo que aumenta el tamaño de la porción sin añadir calorías. ¡Un gran truco para aquellos que están cuidando su peso!

Susan Bowerman es la Directora de Educación y Capacitación Mundial sobre la Nutrición. Susan es Dietista Certificada y Especialista Certificada por la Junta en Dietética Deportiva.

 

Fuente y agradecimientos a: Discover Good Nutrition

herbalife-formula-1

Hace unos meses hablábamos de Betting on zero, un documental que podéis ver en Netflix en el que se pone de manifiesto el sistema de ventas de la empresa Herbalife, famosa por la venta de suplementos nutricionales y sustitutivos de comidas para la pérdida de peso. Se trata, como sabéis, de un sistema piramidalde venta directa y multinivel en el que lo más importante es el reclutamiento de nuevos vendedores que además consuman sus productos.

Pero, ¿qué hay realmente dentro de un batido de Herbalife? ¿Puede servir efectivamente para conseguir una pérdida de peso? Analizamos el contenido de su batido más famoso, el Fórmula 1, para ver qué hay dentro del famoso bote blanco y verde.

¿Qué es el batido Fórmula 1?

El batido Fórmula 1 de Herbalife es el producto estrella de la marca, el más representativo de todos los que tienen a la venta. Se engloba, según su web, dentro de los productos destinados al control del peso, junto con otros productos de la marca como sobres de proteínas, barritas o complejos vitamínicos.

El producto se presenta en un bote de 550 gramos que, siguiendo las indicaciones del fabricante de consumir una ración de 26 gramos (dos cucharadas, más o menos) junto con 250 mililitros de leche semidesnatada, nos da para unas 21 tomas.

El precio suele rondar los 40 euros, así que nos sale aproximadamente a dos euros el batido o un poco menos.

¿Qué nos promete el batido Fórmula 1 de Herbalife?

herbalife-formula-1

El batido Fórmula 1 se vende, como dice en su propia etiqueta, como un sustitutivo de comidas para bajar de peso. En el mismo bote podemos ver cómo se recomienda sustituir dos de las comidas diarias por batidos para bajar de peso, acompañando además de una dieta baja en calorías.

También lo recomiendan en caso de querer mantener el peso después de haberlo perdido: en este caso recomiendan sustituir una de las comidas diarias por un batido Fórmula 1.

Lo que nos promete en su etiqueta el batido Fórmula 1 es un “excelente equilibrio de proteínas de alta calidad de soja y de leche (contiene proteína isolada de soja y de leche), nutrientes esenciales (estos son vitaminas y minerales, básicamente), ingredientes botánicos y hierbas (lleva un 0,02% de perejil en polvo, por ejemplo)”.

Además, un poco más abajo nos dice que es “rico en proteínas”, que nos “proporciona vitaminas y minerales (…) que contribuyen al metabolismo energético normal” y que también contribuye “a la protección de las células frente al estrés oxidativo”. Y hace alusión a las 221 kilocalorías de cada batido (incluyendo ya las que nos puede aportar la leche).

¿Qué hay dentro de un batido Fórmula 1 de Herbalife? Ingredientes e información nutricional

herbalife-formula-1

Para saber qué contiene exactamente un batido Fórmula 1 de Herbalife tenemos que mirar, como os podéis imaginar, tanto la información nutricional como el listado de ingredientes.

Comenzamos por el listado de ingredientes que suele ser mucho más revelador: en primer lugar encontramos la proteína aislada de soja (un 34% del total del batido), que sería el ingrediente principal, mientras que en segundo lugar, y por tanto en una proporción mayor a todos los demás ingredientes que siguen (que no son pocos, por cierto: más de 40), está la fructosa, un azúcar.

El segundo ingrediente de un batido recomendado para la pérdida de peso es un azúcar. No solo eso, sino que además más adelante en la lista de ingredientes podemos encontrar otros azúcares como por ejemplo la dextrosa o la miel en polvo. Solo con esto ya deberían saltar nuestras alarmas.

Proteína aislada de soja y azúcar añadido son los dos ingredientes principales del batido Fórmula 1 de Herbalife.

Si nos vamos a la información nutricional proporcionada en el propio envase nos encontramos con lo siguiente: 35 gramos de proteínas por 100 gramos de producto. Si para elaborar un batido necesitamos 26 gramos, como nos dice el propio fabricante, eso quiere decir que en cada batido hay 9,1 gramos de proteína aportados por Herbalife y 7,9 gramos aportados por la leche con la que hacemos el batido. No es ninguna maravilla de aporte proteico, más bien es bastante discreto, pero ellos lo tildan de “rico en proteínas”. Para que os hagáis a la idea: 30 gramos de cacahuetes realizan un aporte de proteínas similar.

En cuanto a las calorías, el propio batido Fórmula 1 también nos aporta pocas: según sus datos, 97 kilocalorías por batido, que llegan hasta las 221 cuando añadimos la leche semidesnatada. El aporte más grande de energía lo está realizando la leche, no el batido.

¿Sirve el batido Fórmula 1 para bajar de peso?

herbalife-formula-1

Aquí os remito al texto del dietista-nutricionista Pablo Zumaquero en el blog de Mi dieta cojeasí que sirven para bajar de peso porque están aportando mucha menos energía de lo que aportaríamos con una comida. 221 kilocalorías por comida es un aporte anecdótico: son un poco más de 100 gramos de atún en aceite, el cual, además, realiza un mejor aporte de proteínas que el batido.

¿Bajarías de peso si en lugar de cenar lo que estás cenando ahora mismo solo comieras una lata de atún? ¿Y si además desayunas también otra lata de atún y la otra comida que haces al día es baja en calorías? Por supuesto que perderás peso, pero porque prácticamente estás ayunando.

Ojo, porque esto no es exclusivo de Herbalife: es la misma mecánica que siguen todas las empresas vendedoras de batidos detox. ¿Bajas de peso si tomas esos batidos durante cinco días? Evidentemente sí, pero no porque estés aprendiendo a comer, sino porque estás haciendo un aporte energético tan bajo a tu cuerpo (y seguramente vienes de un exceso calórico previo), que es prácticamente imposible no perder peso de esta manera.

Los inconvenientes del batido Fórmula 1 de Herbalife

herbalife-formula-1
  • No implica una reeducación nutricional: vivir a base de batidos no es sostenible ni recomendable. Cualquier dietista-nutricionista actualizado (y ético) al que nos acerquemos nos va a recomendar comer comida, comida real para ser más concretos, y no sustituir comida por batidos. No solo no estás reeducando tu forma de comer, sino que esto además hace que se favorezca una relación de dependencia con los batidos, algo nada positivo en nuestra relación con la comida.
  • No crean adherencia: la adherencia a una dieta o modo de alimentación es, en gran medida, lo que va a determinar su éxito a largo plazo. En el caso de las dietas realizadas con sustitutivos, no existe la variedad y, por tanto, desciende la adherencia. Cualquier persona puede ser distribuidor de Herbalife. Sin necesidad de tener estudios sobre nutrición al respecto.
  • No es un plan personalizado para ti: Cualquier persona puede ser distribuidor de Herbalife. Sin necesidad de tener estudios reglados (o sin reglar) sobre nutrición al respecto. Esto quiere decir que tienes muchas posibilidades de que una persona sin formación en nutrición (más que la que le da la propia empresa) puede pautar vuestra dieta.En este caso conviene recordar que las únicas personas que legalmente pueden pautar dietas son los dietistas-nutricionistas (grado en nutrición y dietética) y los técnicos superiores en dietética (título de formación profesional), como bien apunta Lucía Martínez en este artículo sobre Herbalife en su blog Dime qué comes.

Los peligros de las dietas basadas en sustitutivos

Herbalife-formula-1

Aquí nos referimos a cualquier dieta basada en productos sustitutivos. Batidos, barritas, sobres preparados, pastillas… y no solo a Herbalife, porque todas funcionan igual.

La premisa que se utiliza en este tipo de dietas siempre es la de sustituir comida real por batidos. Sobres o barritas de una marca en concreto, creando de esta manera y como decíamos, una relación de dependencia con dichos productos. No existe una reeducación nutricional, sino que simplemente se indica el número de comidas que se deben sustituir.

La bajada de peso se produce basándose solo en un consumo menor de calorías al final del día. No se analizan otros factores importantes como los hábitos alimenticios de cada persona. Por Ejemplo si tiene una relación emocional con la comida. Cuáles son las causas que han llevado a esa persona a sufrir un problema de sobrepeso u obesidad. No se realiza un acercamiento multidisciplinar a la alimentación, sino que nos basamos solo en el conteo de calorías.

Las dietas basadas en sustitutivos no crean adherencia y no son efectivas a largo plazo

Aunque a corto plazo se produzca una bajada de peso, ¿qué ocurre al cabo de un tiempo? Como una dieta basada en productos sustitutivos no crea adherencia, como hemos indicado anteriormente, o no podemos mantenerla a largo plazo por motivos económicos (es cara) y no se ha realizado una reeducación nutricional en el proceso, lo normal es regresar a los malos hábitos nutricionales que teníamos antes de comenzar con esta dieta, recuperando el peso perdido.

Estas dietas, además, pueden suponer un riesgo para nuestra salud: desde un aporte energético muy por debajo de lo que necesitamos, sobre todo si somos personas deportistas, a posibles problemas hepáticos (como ya se han documentado con anterioridad, aunque un informe de AESAN relacionaba los daños hpáticos con malos hábitos de consumo de estos productos y no con un producto en concreto), posibles relaciones de dependencia con la comida, etc.

Si lo que buscáis es bajar de peso, nuestro consejo siempre será que os dirijáis a un profesional del sector. Un dietista-nutricionista que pueda trataros de forma personalizada y que os inculque cambios de hábitos hacia otros más positivos. Además, mantener la actividad física diaria y practicar deporte regularmente también puede ayudaros a mantener un peso adecuado.

Los batidos de proteínas, si estás realizando un entrenamiento físico intensivo, ya sea enfocado a la resistencia o a la ganancia de fuerza y masa muscular, pueden convertirse en tus mejores aliados a la hora de alcanzar tus objetivos. Los batidos de proteínas complementan el número de comidas que realices durante el día, y te facilitan cumplir con la cantidad necesaria de proteínas diarias. Pero no queda ahí, al aportar nutrientes de calidad, y esenciales para numerosas funciones dentro del organismo, complementarán la dieta de cualquier persona, aunque no mantenga una alta actividad física.

Beneficios de los batidos de proteínas

1) Los batidos de proteínas proporcionan una alta concentración de aminoácidos esenciales, en especial, aminoácidos de cadena ramificada (BCAAs) para mantener y reparar el tejido muscular.

2) Los batidos de proteínas estimulan la síntesis de proteínas musculares (gracias a la presencia de leucina) después del ejercicio para reducir el daño muscular y mejorar la resistencia.

3) Sus características en relación con el alto valor biológico, contribuyen a ser una perfecta fuente de proteínas para el mantenimiento de la masa muscular.

4) Aportan altos niveles del aminoácido condicionalmente esencial glutamina, para elevar su presencia en plasma. Durante épocas de máxima carga además de una restricción calórica, puede conllevar un déficit de este aminoácido.

5) Ofrecen una forma rápida, cómoda y práctica de tomar proteínasSe ha demostrado que para actividades de resistencia ayuda a reducir la pérdida de masa muscular.

6) Proporcionan una fuente de energía adicional, fomentando el relleno de glucógeno y mejora la recuperación muscular.

7) Ayudan a los atletas a mantener un balance de nitrógeno positivo para reducir al mínimo la degradación muscular y mejorar la reparación del músculo y su recuperación.

consejos de kasikao.com

¡El Poderoso Té Verde!

El té verde (Camellia Sinensis) es una planta que a menudo se sumerge en agua caliente y se bebe como té, ejerciendo la mayor parte de sus beneficios a través de polifenoles solubles en agua (a menudo llamados catequinas) extraídos de las hojas, en agua, que luego se consume. Se usa además de ser un compuesto natural quemagrasas como cardioprotector, neuroprotector, anticancerígeno, antidiabético, antiartogénico, protector del hígado y beneficioso para la salud de los vasos sanguíneos.
Estos efectos beneficiosos se observan en dosis presentes tanto en el té verde en sí (como bebida) como en una forma suplementaria, sin embargo hay dos áreas de la ciencia que pocas veces investigamos en relación al té verde y un atributo poco conocido; su poder para combatir la fatiga central.

La naturaleza del EGCG contra la fatiga.

El galato de epigalocatequina (EGCG), un polifenol del té verde, puede extender el tiempo que lleva fatigarse durante un entrenamiento, sugiere los datos de un estudio en ratones realizado por científicos chinos. En este caso, los animales de laboratorio pudieron nadar durante más tiempo cuando recibieron dosis orales de EGCG en el transcurso de un mes, según los datos publicados en la revista Pharmacognosy Magazine, publicada en PubMed.

Los datos también revelaron que los animales suplementados con EGCG tenían niveles más bajos de ácido láctico en la sangre y niveles reducidos de creatina quinasa (un marcador de daño muscular) y malondialdehído (MDA), un marcador de estrés oxidativo, en comparación con los no suplementados.

El hallazgo del estudio sugiere que el EGCG, presente en el té verde se puede utilizar en suplementos nutracéuticos destinados a facilitar la recuperación de la fatiga y atenuar el daño oxidativo inducido por el ejercicio intenso, según científicos de la Universidad Normal de Liaoning en China.

El estudio se suma a un cuerpo científico cada vez mayor que respalda los beneficios potenciales del té verde (Camellia sinensis) y sus componentes, en particular EGCG (galato de epigalocatequina). En sí, el té verde contiene entre 30% y 40% de polifenoles extraíbles con agua, mientras que el té negro (té verde que se ha oxidado por fermentación) contiene entre 3% y 10%; recordemos que el té Oolong es un té semi-fermentado que se encuentra entre el té verde y el té negro.

Los cuatro polifenoles principales que se encuentran en las hojas de té frescas son EGCG, epigalocatequina (EGC), epicatequina galato (ECG) y epicatequina (CE), los cuales con precisión son componentes esenciales para que el cuerpo inhiba la fatiga en ciertos momentos, donde el esfuerzo máximo hace que primero se retracte la conexión mente-músculos y después este efecto llamado “fatiga” pase al sistema nervioso central y los músculos.

Como trabaja el té verde contra la fatiga.

Los científicos chinos dividieron a un grupo de ratones de laboratorio en cuatro grupos: un grupo de control y tres grupos, que recibieron diferentes dosis orales de EGCG (50, 100 y 200 mg / kg) durante 28 días. En el último día de experimento, los animales fueron sometidos a un ejercicio de natación forzada, que “se ha utilizado ampliamente para la evaluación de las propiedades antifatiga de nuevos compuestos”, explicaron los investigadores.

Los resultados mostraron que el tiempo hasta el agotamiento aumentaba con el aumento de la dosis de EGCG, mientras que disminuían los niveles de ácido láctico, creatina quinasa y MDA. Los investigadores también encontraron que los animales alimentados con EGCG tenían un mayor contenido de glucógeno en el hígado y los músculos, mientras que las actividades aumentaban de las enzimas antioxidantes, incluidas la superóxido dismutasa, la catalasa y la glutatión peroxidasa.

En este estudio, los datos mostraron que el EGCG aumentó significativamente el contenido de glucógeno hepático y muscular de los ratones, lo que indicó que el EGCG podría mejorar la tolerancia al ejercicio. Así, el presente resultados apoyan adicionalmente que un extracto de té verde (rico en EGCG) tiene un efecto anti-fatiga de una manera dependiente de la dosis, además añade que una dosis de 200 mg/kg exhibe un efecto óptimo.

Combinado con estudios previos, los mecanismos anti-fatiga del té verde, gracias a su EGCG posiblemente se puedan deber a sus efectos protectores sobre la membrana corpuscular, mediante la prevención de la oxidación de lípidos a través de la modificación de varias actividades de enzimas antioxidantes, aunque se necesitan más estudios para dilucidar el mecanismo molecular y la regulación genética relacionada con la fatiga.

¿ Tomas infusiones cuando entrenas duro ?

#ArtesMarciales #Sport #Sports #Tips #Deporte #MMA #Entrenamiento#GYM #España #Spain #k1 #kasikao